Manos Inkietas

En este post te explicaremos...

...cómo hacer una muñeca de fieltro. Incluso si no sabes coser, puedes aventurarte a hacerla. En este caso, fue un regalo que quise hacerle a una de mis sobrinas. Aquí te cuento cómo la hice para que te animes a crear la tuya. Vas a necesitar:

-Agujas e hilo.

-Kit de muñeca de fieltro: incluye cabeza, brazos y piernas y lo puedes encontrar en tiendas de arte y manualidades.

-Cara de tela estampada: en las tiendas de manualidades, venden caras de tela que ya traen estampados los rostros de las muñecas.

-Estambre para el cabello.

-Tela estampada.

-Fieltro a juego con la tela.

-Apliques de fieltro (flores, corazones, etc.)

-En el caso de esta muñeca, un juego de medias panty para niñas.

-Pintura acrílica (la utilicé para cambiar el color de ojos de la muñeca).

-Cinta decorativa.

Ahora bien, en principio procedí a coser todas las piezas del kit de muñeca de fieltro, excepto la cabeza, a la que dejé de última.

Posteriormente, bien estirada, cosí la cara de tela estampada a la cabeza de fieltro. Ayúdate con alfileres para que el rostro quede liso y sin arrugas visibles. A los ojos los pinté con pintura Americana colores verde y marrón para que se asemejaran a los ojos de mi sobrina. Una vez lista la cara, procedí a pegar con silicón el cabello de la muñeca. Puedes jugar a hacerle moños o coletas. Con ayuda de las tijeras, corta el estambre disparejo o sobrante.

A continuación, con la tela estampada confeccioné una pequeña falda para la muñeca y parte de las mangas, cosiéndolas de manera arruchada. A la falda le pegué las florecitas de fieltro y a las piernas les cosí un par de trozos de media panty.

Con fieltro azul, confeccioné la chaqueta y los zapatos. A los zapatos, después de terminados, les até un cordón de semicuero de color violeta. Una vez lista la ropa de la muñeca, procedí a coserla en el lugar que correspondía cada pieza de la misma.

Con cinta decorativa, cosí unos puñitos en las manos de la muñeca. Por último, otra cinta que combinara con los colores de la ropa sirvió para decorar el cuello de la chaqueta.

Finalmente, cosí la cabeza de la muñeca a la pieza que correspondía a su cuello.

Et voilà!:



Debo confesar que no fue sencillo hacer esta muñeca personalizada, ya que no coso para nada. Así que si te animas, te aconsejo que te armes de mucha paciencia y ubiques todos los materiales, así no tendrás inconvenientes en crear este precioso detalle y la elaboración será, como dice el popular refrán: “coser y cantar”.

¡No olvides dejar tus comentarios!

Keyla.

Cargando las Conversaciones