Manos Inkietas

Hoy te voy a enseñar...

...cómo he decorado unos preciosos lienzos de Meninas. Soy fanática de estos personajes inspirados en la famosa obra de Diego Velázquez, por ello quise honrarlas creando mis propios lienzos que me acompañan en el salón de mi casa:



Estos son los materiales que he utilizado:


1. 3 siluetas de Meninas. Las puedes conseguir en cualquier tienda de manualidades, las hay de diferentes tamaños. En mi caso, elegí dos Meninas con pañuelos y una con abanico.

2. De acuerdo al tamaño de las Meninas, encargué 3 lienzos que conforman cada uno de los cuadros.

3. Papeles de diferente estampado.

4. Pintura acrílica.

5. Pintura cerámica Pébéo brillante, colores negro y blanco.

6. Gesso.

7. Pasamanería dorada, gris azulada y negra.

8. Encaje o puntilla blanca y beige.

9. Estaño para repujar.

10. Pátina marrón oscura, gris oscura y dorada.

11. Stencils o plantillas.


Ahora bien, en primer lugar, decoré la parte inferior de los vestidos de cada Menina utilizando técnicas de collage. Por otro lado, utilicé pintura y stencils o plantillas de distintas formas para completar la parte superior de cada vestido.

Como la parte posterior de cada vestido consta de dos partes, utilicé diferentes papeles que combinaran entre sí y creé un hermoso collage en cada vestido de las Meninas. Para separar cada parte de la falda del vestido, utilicé pasamanerías de colores dorado, gris azulado y negro.

Posteriormente, en las mangas y cuellos de las Meninas, apliqué con una pequeña espátula un poco de Gesso que les dio a esas zonas de cada vestido, una textura corrugada.

Tanto en el rostro como en las manos de las Meninas utilicé Pintura cerámica Pébéo brillante de color blanco y en el cabello de cada una, utilicé Pintura cerámica Pébéo brillante de color negro.

En el abanico, utilicé técnicas de repujado en estaño que le dan relieve al metal. Por su parte, en los pañuelos pegué trozos de puntilla o encaje beige y blanco.

Con la pátina gris oscura, le di sombra a varias zonas de cada vestido.

Una vez culminada la decoración de las Meninas, me dediqué a los lienzos. A cada uno de ellos, con la ayuda de una espátula, le apliqué Gesso para proporcionar relieve y aspecto corrugado.

A continuación, pinté cada uno de los lienzos de color gris con algunas tonalidades oscuras y claras (es decir, el color gris no lo apliqué de manera uniforme). Una vez que secaron, eché una capa de barniz para protegerlos y después de secar el barniz, pegué las Meninas en cada uno de ellos.

Ya adheridas las Meninas a cada lienzo, con ayuda de la pátina colores dorado y marrón le di sombra a cada lienzo, quedando todo el trabajo de esta manera:







¿Qué os parecen? Aunque quizás parezcan complejos de hacer, no llevan mayor complicación. Si tienes alguna duda, sugerencia u opinión acerca de este trabajo, te animo a que nos dejes un comentario.

¿Y tú? ¿Te motivas a hacer los tuyos?

Cargando las Conversaciones