Manos Inkietas

Hoy te vamos a enseñar...

...cómo dar un aspecto envejecido a las cajas de madera. Debes tomar en cuenta que la caja debe estar previamente pintada con pintura acrílica o con pintura al agua con efecto tiza (chalk paint). El proceso es muy sencillo y puedes lograrlo con varias técnicas que te explicaremos a continuación:

1. Utiliza una lija: de manera irregular, lija con fuerza parte de la superficie de la caja, bien sea en los bordes o cantos, en las molduras o en los lugares donde encuentres pequeños defectos. Esto le dará un aspecto desgastado y la pintura se verá desconchada, como en la imagen:


2. Utiliza pátina: la pátina de color marrón oscuro o negro es una forma de dar acabado envejecido a una caja. Después de haber barnizado la caja, con un pincel puedes ensombrecer los bordes de la misma que luego difuminarás con un paño o trozo de tela. Dejas secar y listo. Aquí te dejamos un par de ejemplos, en el primero utilizamos pátina color plata y en el segundo, pátina color granate en donde, además, resaltamos la grieta de la caja:



3. Con stencils: puedes comprar stencils con formas de vetas de madera, los venden en cualquier tienda de arte o por Internet. Con ayuda de una esponja y pintura acrílica o de tiza, podrás aplicar un efecto de madera antigua o envejecida sobre la superficie.

4. Con una brocha: con una brocha ancha, puedes crear un efecto de vetas de madera en la superficie de la caja. Corta de forma irregular parte de las cerdas de la brocha (que quede como si fuera un peine) y luego, con pintura oscura, aplica en la superficie de la caja en la que deseas que se vea el efecto (imagen de papelisimo.es):


5. Con papel cebolla o vegetal: este papel es difícil de adherir a las superficies de madera. Al pegarlo con cola, se arruga y crea un efecto desgastado. Así hicimos con la tapa de esta caja:



¿Qué te parece? ¡Es muy sencillo! ¡Sólo tienes que ponerte manos a la obra!

No olvides dejar tus comentarios.


Keyla.

Cargando las Conversaciones