Manos Inkietas

En este post...

...voy a explicarles paso a paso cómo he decorado esta hermosa cajita que me pidieron por encargo. La cajita debía contar con elementos decorativos relacionados con la naturaleza:




En primer lugar, este tipo de cajas las pueden conseguir en cualquier tienda de manualidades o menaje para el hogar, suelen venir de diferentes tamaños y algunas traen algún elemento decorativo adicional. En este caso, elegí una caja de madera cruda, sin decorar ni barnizar.

Seguidamente, procedí a lijar toda la caja con una lija muy fina o lija de agua. Sólo a la tapa la cubrí con una capa de Gesso, ya que es la única parte de la pieza que está pintada. Una vez seco el Gesso, procedí a lijar nuevamente toda la caja hasta que quedara bastante lisa.

Luego, con pintura acrílica marca Americana color verde sombreado, pinté la tapa de la caja. Una vez seca y totalmente cubierta la tapa con el color deseado, con papel de calcar procedí a dibujar un árbol celta. En este pedido especial, quise utilizar el símbolo celta del árbol de la vida cuya leyenda compartiré con ustedes al final de este post.

Con pintura marca Americana color verde amarillo pinté el árbol y con un toque de pintura de otros colores, le di sombra. Posteriormente, pegué un mensaje de papel dentro de la caja al cual le eché cola por encima para protegerlo.

Una vez seca toda la caja, procedí a darle un par de capas de barniz opaco en toda su superficie para, finalmente, poder sombrear y envejecer la pieza con pátina color verde oscuro.

¡Et voilà!



¿Qué te parece? Ya tienes una idea estupenda para regalar en cualquier ocasión.

Por último, te dejo parte de la leyenda del árbol celta de la vida, tomado de la página web http://mitosgriegoscortosydemas.com/arboldelavidac..., espero que te guste:

“El árbol de la vida era un símbolo celta muy importante y sagrado dentro de su cultura. Es sabido que en las costumbres celtas, el árbol era el símbolo de sus dioses, asimismo representaba de la tierra su sabiduría, fuerza y vida.

Los hombres tenían un vínculo muy grande con los bosques, ellos les proporcionaban refugio, alimento, con su madera se podían calentar y podían cazar. Podemos decir al respecto que los árboles eran muy valorados en la cultura celta.

Curiosamente, este símbolo representaba el vínculo con el mundo de los espíritus, sus ramas eran tan altas, que se decía que podían tocar el cielo, en ellas se formaban unos nudos que iban conectando las ramas con las raíces.

Ramas y raíces representan la prolongación de la vida en las reencarnaciones.”

Por favor, no olvides dejar tus comentarios.

Keyla.

Cargando las Conversaciones